Curiosidades

Cordes del Món – Suite transibérica

¡Buenos y soleados días!

Espero la música os rodee y seais todos muy felices. 🙂

Hoy, para acabar la semana y para retomar la dinámica fideliana os quiero hablar de un proyecto que en mi opinión es muy interesante. Por dos motivos, empodera a los maravillosos fiddlers de nuestra Península y tiene una perspectiva inclusiva y abierta de la Música.

Este proyecto, se llama Cordes del Món y su director musical es el violinista y pedagogo Ernesto Briceño. Cómo describir a Cordes del Món… ¿es una orquesta de cuerda en torno a las músicas del mundo?… es mucho más. Es un proyecto que como ellos mismos describen “se basa en el patrimonio y en el hecho musical, para promover relaciones con otras expresiones culturales, basando el proceso en el ámbito del trabajo social” por ello,  hay otras dos partes importantes implicadas y son El Museu Etnològic de Barcelona y el Taller de Músics.

Prueba de ello es el curso/fin de semana al que tuve la suerte de atender en el Conservatorio Profesional Rafael Frühbeck de Burgos el pasado Febrero. El encuentro en Burgos, organizado por Violín Creativo, fue un intenso viaje a través de ritmos peninsulares comunes con la ayuda, además, de dos músicos excepcionales pertenecientes a la banda Coetus, Aleix Tobias y Didac Ruiz y otros muchos músicos pertenecientes tanto a la banda “base” de Cordes del Món como al Taller de Músics. Fue un viaje en el que compartimos, disfrutamos, reímos e hicimos Música juntos, a través de la Música fuimos capaces de llegar a un terreno de inclusión donde entender que nos une más de lo que nos separa y crear un terreno poderoso de expresión conjunta. Esta, al menos, es mi lectura.

Presentamos, además, al final del fin de semana, la “Suite Transibérica”, prueba “tangible” de ese viaje conjunto, una selección de piezas de raiz ibérica y mediterránea.

Lo que me parece realmente poderoso de todo este proyecto es que todos esos músicos jóvenes, estudiantes del conservatorio, puedan observar otra manera diferente de hacer música y consagrarse a este arte de manera más completa. Bravo. Y, como suele decirse, para muestra un botón, os dejo con el teaser de un video documental que se está preparando sobre la Suite Transibérica de Cordes del Món. Recomendable seguir este proyecto pues nace del profundo Amor a la Música.

Buen viaje,

B… creative!

De rarezas “fiddlelísticas”

¡Hola Fideles!

¡Ya estoy aquí de nuevo! quiero escribir este post para presentar isntrumentos relación con el violín pero de alguna manera de nueva invención. Ya no sólo tenemos por qué tocar nuestro habitual violín de 4 cuerdas, existen muchas posibilidades para experimentar, para poder sonar de otra manera con la misma técnica… ¡para pasarlo doblemente bien!

No haré un estudio extenso, os presentaré instrumentos que he tenido la oportunidad de conocer y de escuchar de alguna manera, estoy segura de que existen muchos otros en esta lista de rarezas así que… ¡sentíos libres de comentar y presentarlos!

Comenzaré por el violín trompeta o strohviol. Sí, violín trompeta. ¿Por qué se llama así? Porque amplifica su sonido a través de una campana de trompeta. Lo inventó John Matthias Augustus Stroh en el siglo XIX y hay otras variantes como el phonofiddle o su versión del instrumento en Rumanía. Se usó sobre todo, en estudios de grabación antes de los años 20 – 30 pues permitía direccionar más el sonido aunque este fuera diferente al de un violín. Desde luego que este instrumento alegra el corazón ¿eh?

Creo que ahora le toca el turno a los violines con cuerdas simpáticas y con ellos nos vamos a un territorio sonoro diferente. Son mi debilidad aunque hay gente a quien le resultan irritantes. Por una parte está el hardanger fiddle (hardingele S. XVI) y el latfiol. El primero de Noruega y el segundo de Suecia. En este caso, sobre todo en el primero, a pesar de tener la misma forma que el violín, las distancias varían pues es un poco más pequeño y las afinaciones también varían en base a las piezas que se van a interpretar. Las cuerdas simpáticas tampoco están afinadas en nuestro habitual G D A E, también varía un poco la técnica de arco y por desgracia fue un instrumento estigmatizado por la iglesia… ¿qué produce al ser tocado que lo asociaban al diablo?

Y estos violines de cuerdas simpáticas, nos llevan a un precioso proyecto del que forma parte el violinista Ernesto Briceño. Este proyecto se llama Persimpatía. Es una película documental tributo a Ricard Margarit, que fue un luthier catalán que, además de ser inspiración de músicos y colegas, construyó sus propios violines con cuerdas simpáticas. Muchas cuerdas simpáticas. Hay sólo 4 violines de este tipo en el mundo (construidos por él) y Persimpatía quiere mostrar lo importante del legado de Ricard. Uno de los violinistas que posee uno de sus violines es Zoltán Lantos (de él hablaré otro día pues es un músico maravilloso). No me diréis que no es precioso todo, olé por este proyecto:

Y después de este kit kat sonoro, nos acercamos a lo más reciente. Por una parte están nuestros conocidos violines de 5 cuerdas o también llamados violín-viola. Nacen en los 60 para los músicos curiosos con ganas de hacer cosas diferentes en cuanto a improvisación y sacar más partido al instrumento. Lo popularizó Bobby Hicks y su sonido es muy parecido al de un violín/fiddle. La caja puede ser un poquitín más grande y la cuerda extra es un C grave. También se han popularizado violines eléctricos de 6 y 7 cuerdas. Uno de los luthieres más conocidos aquí es Barry Dudley aunque es estadounidense.

Por último, aunque muchos los conocéis seguro, os hablaré de violines de otros materiales. No sé si podrían llamarse violines pues responden a su forma pero no a la manera en que su material vibra y su sonido. Para mí son un instrumento diferente con una sonoridad muy curiosa. Son los violines de fibra de carbono. Hace tiempo que se ven guitarras y otros instrumentos de fibra en Europa pero es desde hace poco que comienzan a verse violines y chelos y en España, desde hace muy poco. Ya que esto es el blog del fiddle en castellano, debo mostraros los primeros violines de fibra hechos de manera profesional en la Península. Son violines de fibra de carbono de afinación normal y barítonos (es decir, con la misma afinación una octava más grave). Se llaman Qarbonia. Aquí el violinista Ara Maliquian improvisa con uno:

Bueno fideles, me despido. ¡Espero que os haya gustado este recorrido!

Ruby Jane – Esto merece un post

Ruby Jane merece un post inmediato. Sobre todo cuando la encuentras sin más y sin esperarlo (como se encuentran las cosas buenas). 😉

Me impacta por su edad, sí, es inevitable (sólo 19 añitos y tocando con grandes del country y bluegrass desde los 9). También porque es impresionante su madurez musical, sus impros, su técnica… porque ha editado 4 discos, ha grabado y girado con los ganadores de 9 Grammys Asleep at the Wheel… en fín, ¡es una joya!

Aquí la tenéis con… ¿12 años quizá?

Además, y no me da ninguna vergüenza admitirlo, me encanta que sea mujer.  La Música no entiende de género, escoge sin distinción de masculino o femenino (aunque a mí la creación me parece femenina); somos nosotros quienes hacemos distinciones. Para que se pueda avanzar en cuanto a derechos, para que podamos imaginar que una vida e incluso una familia es posible dedicándose a la música y siendo mujer creo que necesitamos más Ruby Janes.

Ahora pensaréis que es que claro, ella es una prodigio. Pues yo creo que no, ella es simplemente canal.

Yo creo que los prodigios no existen, creo que la diferencia entre un “prodigio” y un “no prodigio” son las limitaciones y la capacidad de conexión con la música sin barreras o muros. Cualquier niño que crece sin miedo y limitación es capaz de hacerse canal de la Música … porque no hay prejuicios, porque no ha conocido un no. A otros, el trabajo nos cuesta el doble pero en mi opinión nunca es tarde para consagrarse a eso tan misterioso y mágico como es la música  y hacerlo sin ataduras, complejos, limitaciones y/o miedos. Nunca. Aunque el camino sea el doble de duro -cada camino es diferente-. Por eso, ¡no hay comparación posible y es maravilloso que sea mujer!

Me encantas Ruby Jane, yeah.

B… Creative!

El violín cantor

Hola Fideles,

¡qué contenta estoy! acabo de hacer un descubrimiento único y me ha sentado tan bien que debo compartirlo con vosotros ya mismo.

Ha sido como cosa del destino. He encontrado a una mujer impresionante que lleva a cabo algo de manera excepcional, algo que siempre he creído imprescincible para cualquier músico y que es uno de los pilares básicos del desarrollo de mi musicalidad, es decir, yo misma trato de llevar mi música a este nivel independientemente de lo que toque. ¿Y de qué hablo? Hablo de cantar con el violín, transformar su sonido en nuestra voz o más bien convertir nuestra voz en su sonido… en fín, creo que me entendéis.

El violín es un instrumento occidental (como violín moderno) que se ha aplicado a la música clásica india, aunque según ella misma afirma, había un instrumento pariente lejano del violín hace cientos de años. Lo fascinante de esta música es que tiene que ver con la improvisación, la inmediatez, el estado de ánimo … creo que tiene que ver con el lugar donde mora la Música en si misma pues es irrepetible y eso le dota de algo sagrado.

Me resulta curioso que se denomine música clásica india, y entiendo bien por qué, pero nada tiene que ver con la encorsetada música clásica occidental. Aún ciñéndose a una clave, patrón rítmico o base, ya es en sí, de lejos, algo orgánico, creativo y dirigido al subconsciente – o por lo menos para mí -. Pero claro, hay que entender que vemos el mundo de maneras totalmente diferentes, en ocasiones opuestas… según nuestra visión de lo que tenemos alrededor así será nuestra música ¿no creéis?

Os la presento, su nombre significa Arte y desde luego que ella es Arte en sí misma. Ella es Kala Ramnath y viene de una casta india de músicos, ni más ni menos que 7 generaciones.

Kala jamás repite una canción igual. Sobre la base de algún patrón rítmico como puede ser uno de los muchos Ragas que existen ella toca y dota a su violín de cuerdas vocales de melismas de cantor. Ella y su música están llenas de Gracia, es musicalidad pura.

Bueno, descubridla por vosotros mismos, tiene una muy amplia discografía que podéis adquirir en su web, dónde además podéis seguir sus pasos: Kala Ramnath

Deleitáos con una entrevista estupenda donde habla bastante de lo que ella hace con el violín y de una actuación suya en directo:

Salud, Paz y Amor,

B… Creative!

…Jazz y Mujeres…

¡Eo!

¡Fidel está de vuelta!

Mis más sinceras disculpas por haberos abandonado durante algunos meses… la vida se torna un poquito cuesta arriba pero… siempre vamos hacia delante y … ¡ya estamos de vuelta!

Curiosamente, en todos estos meses, he pensado en escribir muuuchos artículos y en más de una ocasión lo he llevado a cabo (lo prometo) pero, será cosa del destino o de la maliciosa informática: todas y cada una de las veces que he intentado publicar han ocurrido miles de desastres informáticos tales como… ¡oh no! tu artículo no se ha guardado tras haber pulsado el botón de guardar y has perdido todo el trabajo de estas dos horas… en fín, son cosas que pasan.  Me parecieron señales del mundo exterior para que me alejara del mundo blog un tiempito pero es que soy muy tozuda y me niego a abandonar a Fidel. 🙂

Este post ha sido como una tormenta de verano porque ha llegado de repente y fresquito a mi cabeza, lo cual me encanta. Esto de pensar demasiado sobre qué, cuándo y cómo a veces quita todo el intríngulis a la cuestión.

Bueno, basta ya de rollos. Jazz y mujeres… Qué buena combinación.

Estoy encantada de presentaros a dos músicos impresionantes. Ambas violinistas de jazz, ambas afroamericanas, ambas con un sonido totalmente suyo. Dos mujeres que han encontrado el destino primero y último del músico: encontrar la voz de uno mismo, el sonido en el que a uno le gusta flotar.

Antes de nada, mis disculpas a los entendidos en jazz. Mis conocimientos en la materia son más escasos de lo que me gustaría , si bien sigo a muchísimos violinistas de jazz…pero es que ¡hay tanto por conocer!

Bueno ya no me demoro más os presento a: Regina Carter y Lesa Terry.

Regina es ya una artista de referencia en el mundo del jazz. Aprendió con el gran trompetista Marcus Belgrave, según mis datos (y que se me corrija si no es cierto), en el Conservatorio de New England en Boston (nada más y nada menos) y, él se convirtió en su mentor. Parece que lo lleve en los genes pues su primo es el gran saxofonista de jazz James Carter… Y bueno, ha colaborado con muchos grandes del Jazz y el R&B . Ella, aunque me da un poco de vergüenza admitirlo, ha sido un descubrimiento reciente en mi mundo musical. Pero estoy muy contenta de haberla conocido a través de su último trabajo “Reverse Thread”, en el que ha rescatado melodías africanas, de diversas zonas y fuentes y ha mezclado ese groove africano con todas las influencias de su brillante carrera como jazz woman. El resultado es orgánico, palpable, natural y sobre todo personal. Aún a riesgo de repetirme… su sonido es totalmente reconocible porque es único.

Ahí os dejo un par de vídeos para que echéis un vistazo:

Lesa Terry es ella:

Creo que este vídeo es muy interesante para que la conozcáis, pues habla de todo lo que compone su música, es decir, cuáles son sus influencias y el por qué de su camino, pero sobre todo habla de un proyecto ¡que es maravilloso! Me encanta, una orquesta jazz sólo de mujeres con un talento increíble. No es por nada pero a mí esto me motiva.

Tuve la oportunidad de conocer a Lesa hace unos años y además de que es una mujer maravillosa, lo que más me gustó de ella, en el plano musical, es la similitud que encontré entre su sonido y su voz. Claramente, al cerrar los ojos, podía escucharle cantar y hablar mientras se sucedían los acordes y notas. Hizo que cambiara mi manera de pensar respecto a muchos complejos sonidísticos (ya sé que no existe pero entendéis el palabro ¿no?) que tenía.
Doy fé de que su impresionante carrera como didacta no ha sucedido porque sí. 🙂 Esta mujer respira amor por la música.

Bueno ya me voy, seguidles la pista a estas dos maravillosas mujeres.

¡Olé por las jazz women!

http://www.reginacarter.com

http://www.lesaterry.com

B… Creative! 😉

Old Time – Bruce Molsky

Hola Fideles,

no puedo dejar de escribir esta entrada. Lo cierto es que no lo tenía pensado pero es que me ha cautivado este hombre.

Hablo de uno de los masters del old-time: Bruce Molsky. Maestro, porque lo suyo no es habitual.

Este señor, emprende su carrera musical a los 40, si habéis leído bien, 40. Apasionado en su forma de tocar, toca guitarra, banjo y como no… fiddle. Aunque no es sólo eso, su voz es especial. Tiene un groove inconfundible para la música de las montañas Apalaches y curiosamente engancha. Llena de matices rítmicos, de pequeñas variaciones melódicas que son delicias.

Es además un profesor muy demandado en muchos camps estadounidenses: Mount Shatsta Fiddle Camp, Valley of the Moon etc.

Y uno más 🙂

¡¡¡¡Buenas noches!!!! A disfrutar 😉

B… creative!

…Chip y Chop…

¡Hola Fideles!

Buenos y mocosos días.  Al final mis defensas no han podido resistirse a estos cambios de tiempo primaverales pero… qué mejor que aprovechar este rato de pañuelos de papel y manta para escribiros.

Llevo varios días trazando este artículo y pensando en él pero no he conseguido ni un minuto tranquilo para poder escribirlo. ¡Por fín ha llegado el momento!

No podía faltar en mi blog un artículo sobre esta innovadora técnica nacida en los 60. Hoy por hoy es una de las técnicas violinísticas modernas más extendidas. Como el propio título indica, hablo del chopping o cómo fué bautizado por su creador: “the chunky chop”.

Se cuenta que nació en 1965/66. Fué inventado por el maravilloso violinista Richard Greene mientras acompañaba a los Bill Monroe’s Bluegras Boys. El caso es que, cuando Greene no se encontraba haciendo solos imposibles y a 200 bpm, el violín se quedaba callado … ¡que va, eso es imposible!

Greene, a propuesta de Bill Monroe, comenzó a tocar ideas armónico-rítmicas en los momentos en que no hacía solos, pero lo único que sabía hacer eran bases ritmicas básicas en la punta del arco. ¿Algo monótono, no? Así que, observando a otros violinistas de su estilo vió que ya utilizaban movimientos rítmicos en la nuez y trataban de imitar a la mandolina. Fué entonces cuando, con todos estos estímulos, creó el chop (que es una la técnica armónico rítmica vertical en la nuez del arco).

Bueno, la verdad es que no quiero hacer un post gigante, sobre todo porque no soy ninguna experta en la historia del chop. Quien sí lo es y ha realizado un trabajo excelente es la violinista e investigadora Laura Risk. Ella está realizando un trabajo de investigación sobre esta técnica y su evolución hasta nuestros días. Podéis consultar parte de su resultado en su web.

¡Ah! por cierto … está en inglés.

Bueno, Richard Greene nos lleva a uno de los nombres más conocidos del Chop: el maestro Darol Anger. Creo que os he hablado de este genio en alguna ocasión (si no, no os preocupéis porque lo haré pronto). Corría el año 1975 cuando Anger aprendió esta técnica de Greene y quizás haya sido él, a Anger me refiero, quien le haya dado la fama por cómo ha hecho que esta evolucionara.

Quien ya conozca esta técnica debe saber del clásico dvd didáctido realizado por Darol Anger: “Chops and Grooves”. Es un DVD completo que explica desde la base de la técnica a la aplicación en un tema. Para violín y chelo por cierto.

Y no puedo dejar de mencionar al siguiente fiddler. Él colabora con Darol Anger en el DVD y es un violinista absolutamente genial. Es el excéntrico Cassey Driessen. No os voy a detallar su CV (Belà Fleck, Mark O’Connor’s fiddle camp…) pero sí os mencionaré una nueva serie de vídeos que ha lanzado para aprender esta técnica (ya de paso aprovecho y os pego un vídeo suyo que está muy bien).

¡¿Cómo se os queda el cuerpito?!

La verdad es que esta manera percutiva de ver el violín abre todo un mundo de posibilidades y creatividad que os animo a que sigáis. No temáis porque si se lleva a cabo bien vuestro violín no sufrirá daños y veréis cómo el groove entra en vuestras vidas. Además acerca una nueva visión y control del arco. En nuestro país cada vez somos más quienes completamos nuestro discurso violinístico con el chop y la verdad es que es una gozada pero un consejo (totalmente personal): no es lo único que existe ni la panacea de los arreglos o la única técnica rítmica a utilizar. ¡Sed sabios en su utilización o o correréis el riesgo de acabar siendo cansinos!

¡Espero que os haya gustado!

Os escribo pronto,

B… creative!